Noticias

Cantinflas” fue considerado para ser candidato presidencial en los 80 Durante una encuesta, la gente dijo que votaría por el cómico

A principios de la década de los 80, el espectáculo nacional era dominado por Mario Moreno “Cantinflas”, quien con su carisma y chistes conquistaba al público no sólo de México, sino también del resto de Hispanoamérica.

Y gracias a la aceptación y cariño que la gente sentía por el, fue considerado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) como uno de los presidenciales

Era 1982, año electoral en el que se elegiría al sucesor de José López Portillo. Según da cuenta el diario El Universal , “una encuesta hecha de cara al proceso electoral de 1982 encontró que por la simpatía que tenía Mario Moreno “Cantinflas” con la sociedad mexicana, el cómico se ubicaba entre las tres personas que no funcionarios del gobierno en turno con mayores posibilidades para ser candidato del tricolor para la presidencia en el periodo 1982-1988”.

Pero no era todo, “Cantinflas” era una persona de interés” (en el buen sentido) para el Estado Mexicano desde hacía mucho tiempo pues, de 1953 a 1985 se siguieron de cerca todos los eventos públicos del actor, según consta en documentos de las antecesoras del Cisen, la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales (DGIPS) y la Dirección Federal de Seguridad (DFS). Así, se siguieron de cerca las comidas con políticos a las que asistió, actividades sindicales, entre otras.
En los documentos desclasificados de Mario Moreno se incluye la encuesta que se hizo entre 1980 y 1981, en la que se le preguntaba a la gente: “Si usted siente que otra persona, fuera del gabinete, debería de ser Presidente de la República (1982-1988) indique su nombre”.

El nombre de “Cantinflas” salió a relucir en tercer lugar, sólo por abajo del que fuera titular de Pemex, Jorge Díaz Serrano y el ex director de la DFS (Dirección Federal de Seguridad), Javier García Paniagua; otros nombres que arrojó esa encuesta fue el de Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

Al final del día, el candidato del PRI (y posterior presidente de México) fue Miguel de la Madrid Hurtado. Aún así, “Cantinflas” jamás ocultó su preferencia por este partido político; incluso hizo un cortometraje en el que se le veía contestando un teléfono, y luego de decir que ya estaba empadronado, decía que le gustaba el “individuo2 que postulaba el PRI y hacía un llamado a que votaran por ese partido político.

En en enero de 1974 fue captado en uno de los informes de gobierno del entonces gobernador del Estado de México, Carlos Hank González
Via/Quien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *