Hasta el momento se desconocen los motivos que lo llevaron a la muerte.

La duquesa de Sussex se ve feliz en el país en el que decidió refugiarse y retomó sus actividades filantrópicas.

Meghan Markle decidió que era momento de reaparecer en la escena pública, luego de que la reina Isabel II convocará a su esposo, el príncipe Harry, a William, duque de Cambridge, y al príncipe de Gales, Carlos, a una reunión de emergencia en su casa de Sandringham, Norfolk, que duró dos horas y que concluyó con el apoyo de la separación de los duques de Sussex de la familia real.

La duquesa salió de su hogar temporal en la isla de Vancouver, la mansión de 14 millones llamada Mille Fleurs, para visitar un refugio de mujeres en una de las zonas más pobres de Canadá, para lo que tuvo que tomar un hidroavión en el Victoria Harbour Airport, dónde se le pudo ver muy sonriente y relajada.

Markle dejó Mille Fleurs alrededor de las 10 de la mañana de ayer. En su reaparición Meghan eligió rendir un homenaje a una de las firmas británicas con una tradición que data de 1894 en ropa invernal, con su abrigo Barbour, además de su marca favorita sustentable de bolsos, Cuyana, y remató el winter look con sus botas Le Chemeau.

Luego de 20 minutos de recorrido, la duquesa de Sussex llegó al puerto aéreo sobre agua para hacer una visita sorpresa al Downtown Eastside Women’s Center en Vancouver, sitio en el que “ofreció su apoyo” a las mujeres del lugar y “animó el espíritu de todo el personal”, así lo reveló el refugio, a través de su cuenta de Facebook, con una fotografía.

En el post con el que acompañaron la imagen, los encargados del lugar escribieron: “¡Miren con quien tomamos hoy (ayer) el té!”. En la foto se puede ver a Meghan al lado de otras ocho chicas; “la duquesa de Sussex nos acompañó hoy (ayer) para discutir temas que afectan a las mujeres en nuestra comunidad”, agregó el texto.

Un miembro del staff confirmó que se trató de una visita sorpresiva y que gran parte de los colaboradores se enteraron hasta que vieron a Markle conviviendo con los encargados del refugio que lleva consuelo, comida caliente y elementos de primera necesidad a mujeres y niños en la pobreza.

“Preguntó qué necesitaban las mujeres en términos de apoyo. Fue una reunión muy agradable”, explicó una fuente al periódico Daily Mail. Aún no está claro si el refugio, que se localiza en uno de los sitios con mayor rezago en el país, en el que la sobredosis por drogas ha causado la muerte de 13 mil personas, será una de las caridades que apoye Meghan en su nueva agenda canadiense.

Markle vs. Markle
Mientras la duquesa de Sussex retomó sus actividades en Vancouver, Canadá, se informó que se espera que Thomas Markle, su padre del que está distanciada, sea llamado como testigo clave de la defensa en un caso judicial que ha presentado contra un periódico. El hombre, de 75 años, le envió a los abogados mensajes de texto nunca antes vistos.

Via/Quien

Más artículos
Hanna, de Ha*Ash, anuncia su primer embarazo y revela el sexo del bebé
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros
Acepte nuestra política de privacidad primero para comenzar una conversación.