Londres abuchea a Meghan Markle y al príncipe Harry en su aparición de ayer

Los Duques de Sussex ignoraron al público que les grito.

Meghan sabía que sería el foco de la atención mediática mundial con su primera reaparición el día de ayer tras el Megxit por eso se preparó a conciencia y no dejó nada al aire. Cuidó cada detalle de su outfit, desde el color azul turquesa brillante de su entallado vestido firmado por Victoria Beckham, su peinado compuesto de una larga coleta y un maquillaje que es fiel a su antiguo estilo como estrella de Hollywood donde el color de sus labios le dijo “comper” a la paleta de colores nude de su época de royal.

Claro que ha habido un cambio de imagen y se nota. Se veía espectacular.

Su llegada bajo la lluvia junto a Harry mientras éste sostenía una sombrilla y se miraban tan enamorados como siempre fue de película sin embargo aunque es evidente que cuidaron cada detalle no pudieron controlar la reacción de algunos ingleses que se agolparon a las afueras del lugar.

Con un “buuu” quisieron arrebatarle la sonrisa a la norteamericana y aunque por segundos se mostró contrariada, rápidamente recuperó el tipo. Al darse cuenta de lo ocurrido los pocos fans congregados a las afueras del lugar les gritaron su nombre pero sí, definitivamente no fue un recibimiento tan cordial y sobre todo tan efusivo como cuando la pareja se comprometió en donde parecían estrellas de cine. Ni si quiera hubo aplausos así de frío fue ayer. El Megxit pasó factura con su público inglés y eso se nota.

La pareja tendrá que hacer de tripas corazón de aquí al 31 de marzo que se acabe su “reinado”como miembros de la familia real británica. Seguro que no se les va hacer fácil acoplarse a su nueva vida aunque ellos mismos buscaron este cambio. Después de haber sido la pareja de oro en el Reino Unido a ser abucheados no es algo fácil de digerir.

Al que quizá le va a costar más trabajo acoplarse a su nueva vida seguro es a Harry, que ha renunciado a su familia, a su trabajo, a su labor y reconocimiento en el ejército pero,, principalmente al cariño de la gente, ahora lo vemos. De ser el miembro más popular de los Windsor, en las encuestas de 2017 estuvo arriba de la reina, a recibir un “buuuu” ¿Cuándo íbamos a imaginar un recibimiento así para un hijo de la princesa Diana? Nunca y quizá él tampoco lo pensó.

Via/Quien

Más artículos
Los Ángeles Azules siguen triunfando y agotando entradas en conciertos
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros
Acepte nuestra política de privacidad primero para comenzar una conversación.