Diferencias entre la nueva película de Mulán y el clásico de animación

Debido a la pandemia de COVID-19, el remake de Mulán tuvo que aplazarse pero por fin se ha estrenado este viernes en Disney Plus. Esta Mulán de Niki Caro es muy diferente a la Mulán animada, en esta entrega no podremos ver a Mushu para darle el punto cómico. Tampoco tiene las canciones de la versión de 1998. Pero a pesar de esto, es una experiencia muy parecida porque la película tiene muchas escenas que, aunque diferentes, recuerdan a la original.

En la película de 2020 la trama es distinta a la versión animada ya que vemos un poco de la infancia de la que será una guerrera legendaria en toda China. Desde pequeña, a Mulán le ha gustado luchar y entrenarse para ser guerrera. Sin embargo, una niña como ella tendrá que traer el honor a la familia a través del matrimonio. Este es el motivo por el que su padre la obliga a dejar de entrenar.

Los núcleos familiares de ambas películas son diferentes. En la versión animada Mulán cuenta con su padre, que tiene problemas en la pierna y de salud, su madre y su abuela. En este caso, se mantienen los problemas en la pierna de su padre, pero no veremos a la abuela. Además, en el live-action, Mulán tiene una hermana.

Aunque en ambas películas la trama se desarrolle de distinta manera sigue teniendo puntos en común. A lo largo de la serie veremos escenas que recuerdan (y mucho) a la película de dibujos animados. Por ejemplo, al principio de la película de dibujos animados vemos a Mulán perseguir a su perro, Hermanito. En esta nueva versión, Mulán persigue una gallina.

Mulán, una mujer en la guerra

Los acontecimientos llevan a la protagonista hasta la guerra en ambas películas. Ella toma la decisión porque su padre se hirió en la pierna en otra guerra y ya no puede luchar. Incluso la escena en la que Mulán coge la armadura y se marcha, tiene reminiscencias a la original.

En este caso, el animal ancestral de su familia, el que acompaña a los guerreros, no es el Gran Dragón al que Mushu sustituye en la película animada sino que se trata de un ave fénix que no interactúa con la protagonista. Sin embargo, aparece en los momentos en los que Mulán necesita que le recuerden que, mujer o no, ella es una gran guerrera.

El entrenamiento de esta película es muy similar al que se ve en la original, incluso el general hace un comentario que recuerda a la canción Hombres de acción (I’ll make a man out of you).

Una de las principales diferencias es que la joven guerrera en el remake debe dormir junto con sus compañeros, por lo que tendrá que hacer todo lo posible por evitar que descubran que es una mujer. Y todo eso sin la ayuda de Mushu. Tampoco está la canción de Mi chica es la razón (A girl worth fighting for), pero en el live-action se produce una conversación entre la protagonista y sus amigos, que recuerdan mucho a Yao, Ling y Chien-Po, muy similar a lo que se dice en la canción. Sus amigos también se ríen cuando Mulán, disfrazada de hombre, dice que quiere casarse con una mujer inteligente.

Xian Lang, el personaje que lo cambia todo

Aunque quizás la mayor diferencia de todas es que Mulán no es la única guerrera. En la película de Niki Caro aparece un personaje muy interesante, Xian Lang, la Bruja. Esta mujer forma parte del ejército de los invasores contra el que tiene que luchar Mulán. Es muy significativa la relación que se establece entre ellas, enemigas y a la vez aliadas debido a su condición de mujer en un mundo de hombres. La Bruja, en su primer enfrentamiento con Mulán vestida de hombre, le dice que va a matarla y que mejor se muestre tal y como es. Pero la joven guerrera se niega, así que la Xian Lang sentencia: “Morirás pretendiendo ser alguien que no eres”.

Tras esta conversación es la protagonista quien decide luchar en la batalla como mujer, es decir, no la descubren como en la película animada. A pesar de que está prohibido que las mujeres vayan a la guerra, también en esta otra versión del clásico perdonan su vida y simplemente la echan con una advertencia: mejor que no vuelvas o, entonces sí, morirás.

Lleva el honor a casa

Cuando Mulán ya ha salvado a toda China y rescatado al Emperador, este le pide que se quede en la corte. Sin embargo, ella dice que no, que tiene que volver con su familia. Y vuelve como guerrera y heroína a su casa, donde sus padres y su hermana la esperan. Al final, la mujer que quería ser también puede llevar el honor a su casa.

A pesar de las diferencias entre ambas películas, tienen muchas cosas en común. Al fin y al cabo, no solo Disney está detrás de ambas producciones sino que, también, se basada en una leyenda china, La balada de Mulán.

Sin duda la esencia de Mulán es ser una guerrera.

 

Más artículos
Pepillo Origel dice que Flor Rubio arruinó la vida a Andrea Noli
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros
Acepte nuestra política de privacidad primero para comenzar una conversación.